DÍA INTERNACIONAL DE LA TRABAJADORA DEL HOGAR


Esta fecha conmemorativa tiene una historia y un camino marcado por el trabajo denodado de miles de mujeres, que desde el año 1926 iniciaron con los primeros intentos, que luego culminaron en 1988, por la conformación de lo que es hoy la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadoras del Hogar.

La RED DE MUJERES LATINOAMERICANAS Y DEL CARIBE EN ESPAÑA y SEDOAC también hemos adoptado esta fecha para conmemorar la lucha reivindicativa de las trabajadoras de hogar, pues nos identificamos como mujeres latinoamericanas que en busca de nuevos horizontes y mejoras para nuestras familias hemos emprendido el viaje a tierras lejanas y que hemos llegado hasta aquí para trabajar en condiciones dignas.

En España, el empleo doméstico sigue siendo un trabajo fundamentalmente de mujeres, de las cuales una parte importante está formada por migradas del Centro y Sur de América. De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo OIT, son  100 millones de trabajadoras/es  del hogar en el mundo.

Este sector se caracteriza por la desigualdad, el abuso, la discriminación, y la falta de derechos laborales, convirtiéndolo en uno de los empleos menos valorados y más invisibilizados. Todo esto es porque el Trabajo Doméstico no se realizas en fábricas ni oficinas, sino en el domicilio. Los empleados no trabajan con otros compañeros, sino en condiciones de aislamiento y a “puerta cerrada”. Tales circunstancias explican porque el trabajo doméstico es a menudo informal e indocumentado.

En Junio 2011 se realizo en la sede de la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra, Suiza la 100ª Conferencia Internacional del trabajo (CIT), en la cual de aprobó por amplia mayoría una nueva norma internacional; el Convenio 189, acompañado de la recomendación 201, en la que se establecen estándares mínimos de protección para quienes se desempeñan en el trabajo doméstico remunerado.  Este Convenio tiene el objetivo de garantizar que las trabajadoras y los trabajadores del hogar, puedan disfrutar de condiciones justas de empleo como el resto de los trabajadores, tener un trabajo y vida decente, para la cual reiteran las normas existentes de la OIT, sobre trabajo forzoso, discriminación y trabajo infantil, la libertad de asociación y el derecho a la negociación colectiva.

Este hecho marca una nueva fase en la lucha por los derechos laborales de este sector, y al mismo tiempo plantea el reto de trabajar en red para su dignificación, y profesionalización exigiendo la participación activa de asociaciones y empleadas domésticas en la construcción de estrategias coordinadas en acción.

En diversas partes del mundo, las trabajadoras y trabajadores  del servicio doméstico han luchado por ejercitar sus derechos mediante la acción colectiva y SEDOAC no se queda atrás, por ello, junta a otras asociaciones de toda España hemos dado inicio a una campaña nacional por la ratificación de este Convenio y por la correspondiente adecuación de la norma interna, todo con el objetivo de acercarnos al sueño de la equiparación real de condiciones y derechos con el resto de sectores laborales.

Nuestra lucha no solo es este día sino durante todos aquellos en los que aun existan trabajadores/as del hogar sin el goce pleno de sus merecidos derechos laborales.

This entry was posted on 29 de marzo de 2013 and is filed under ,,,. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response.

Deja tu comentario

Política de privacidad: no se aceptarán comentarios injuriosos o que atenten contra el honor o la dignidad de cualquier persona o colectivo.