MAS DERECHOS = MAS CIUDADANIA

POR EL DERECHO A VIVIR UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIAS

MAS DERECHOS = MAS CIUDADANIA
En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer
25 de Noviembre 2013

Hoy que la humanidad ha avanzado en el reconocimiento de los Derechos Humanos, ratificamos: que sin una vida libre de violencias para las mujeres, la universalidad, la indivisibilidad y la integridad de sus Derechos Humanos, se vulneran. Evidenciamos que tanto en América Latina y el Caribe como en España, los gobiernos no están cumpliendo convenientemente con su deber de actuar contra las violencias contra las mujeres.

La situación de exclusión y discriminación afectan con especial virulencia a las mujeres inmigrantes. Las mujeres inmigrantes tenemos derecho a tener derechos, independientemente de nuestra situación administrativa. No tener permiso de residencia en vigor no es un delito y sí nos hace invisibles, perseguidas y vulnerables ante las leyes discriminatorias vigentes en España. La población inmigrante en este país representamos el 12% de su población, y gran parte hoy se encuentran en situación irregular, a pesar que conllevan años de residencia pero, que ante la falta de empleo y sin una oferta laboral, perdieron la documentación.
Mujeres Inmigrantes Ciudadanas de 2ª categoría
En el marco de la Ley de Extranjería (2/2009), las mujeres que sufren violencias de género y se encuentran en una situación de irregularidad administrativa, no pueden denunciar libremente por el temor a ser expulsadas. Pese a la modificación posterior de no abrir el expediente de expulsión ante la denuncia de la violencia de género, el miedo y las prácticas de la policía persisten, añadiéndose la del personal sanitario.
 
Sin derecho a la Salud, más trabas para la denuncia
Con la modificación del Sistema de Sanidad, RDL 16/2012, los y las inmigrantes en situación de irregularidad administrativa no tienen derecho a la salud. Se conocen muchos testimonios que dan cuenta de su aplicación, que tiene rostros y nombres propios. Se están presentando situaciones de violencias de género que por miedo las mujeres callan sin escapatoria. La atención primaria es un espacio privilegiado para la detección de casos de violencia de género y la activación de los protocolos correspondientes. Además de la recogida de pruebas peritales.

Las mujeres en situación irregular que han vivido violencia sexual se encuentran con mayores obstáculos y desprotección institucional. El trabajo doméstico y de los cuidados donde se encuentran más del 80% de mujeres inmigrantes, son espacios propicios para el abuso y la invisibilidad de la violencia sexual.

La trata de seres humanos, tiene rostro de mujer inmigrante esencialmente, jóvenes entre los 18 y 25 años. Considerado uno de los principales negocios de las mafias  de alcance global. España, es un país de tránsito y destino, ha hecho avances en materia legislativa pero es necesario realizar “mayores esfuerzos para afrontar la trata con cualquier fin de Explotación, incluyendo la adopción de una Ley Integral que cubra también la trata con fines de explotación laboral”.

La violencia de género.
La violencia que sufren las mujeres inmigrantes por parte de sus parejas o  exparejas no es distinta a la que sufren las mujeres españolas. Recordamos que la causa es la misma: el contexto patriarcal en el que se establecen las relaciones de género.

En los últimos 10 años han sido asesinadas 665 mujeres, de las cuales 211 eran inmigrantes. Estas cifras son de extrema gravedad si tenemos en cuenta que en España la población de mujeres extranjeras supone un 11% del total de mujeres. Para las mujeres inmigrantes, dependiendo de su condición migratoria, la situación de  vulnerabilidad es mayor: por la irregularidad administrativa y leyes discriminatorias. Y por la falta de tejido social y familiar, el idioma, la precariedad laboral, la dependencia económica y administrativa, el miedo a la expulsión, acrecientan las múltiples violencias que sufren y les es más difícil escapar del círculo de la violencia y obtener protección.


El trabajo domésticos y de cuidados
El nuevo régimen especial de la Seguridad Social para las trabajadoras domésticas, ha servido para mejorar ciertas condiciones laborales del colectivo, sin embargo en la práctica ha traído también rebaja de sueldos significativas o han sido despedidas porque sus empleadoras no han podido (o querido) asumir el sobrecoste de las cotizaciones.

Para las inmigrantes sin permiso de trabajo, la invisibilidad es aún mayor. Con los recortes en la Ley de Dependencia y la situación económica de las familias españolas, es más difícil conseguir un empleo en condiciones dignas, muchas se están viendo obligadas a aceptar situaciones denigrantes en cuanto a trato y jornadas laborales extenuantes con tal de tener un ingreso. Esta forma de esclavitud se sigue precarizando aun más, alejándose de la tan anhelada equiparación real de derechos con el resto de sectores productivos.

La situación de las Mujeres Migrantes en los CIE’s
Los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE’s) son espacios donde se priva de la libertad a personas inmigrantes sin documentación a la espera de ser expulsadas, la gran mayoría han sido internadas mediante las redadas racistas. Los CIEs son zonas “grises” en cuanto a la protección y garantías de los Derechos Humanos; diversas organizaciones vienen denunciando estos lugares de no derechos calificándola de desproporcional e ineficaz.

Para las mujeres la situación se hace crítica para su intimidad, en sus derechos a la salud sexual y reproductiva, carecen de información clara y transparente, en muchos casos la interrupción de tratamientos médicos previos a la detención ponen en riesgo la salud personal y la salud pública. Las mujeres internadas allí se ven sometidas a situaciones de ansiedad y estrés muy fuertes que deterioran su salud.

¿Qué pasaría en España si todas las mujeres inmigrantes que hoy conviven aquí, decidieran retornar a sus países de origen?
¿Cómo podemos seguir hablando de “integración” si no hay igualdad real para ejercer la ciudadanía?
 
 
 La RED de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe en España:
  • Recordamos que la no discriminación es un pilar fundamental del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y de los derechos humanos de las mujeres, contemplado en los principales tratados internacionales ratificados por España y en su Constitución. ·         Hacemos un llamado al gobierno de España para que considere sus políticas de austeridad que recorta derechos e implementa leyes discriminatorias. Nos preocupa el debilitamiento del ejercicio de ciudadanía porque debilitan la democracia y el Estado Social de Derecho, repercutiendo directamente en la convivencia cotidiana.
  • Demandamos el cambio de leyes discriminatorias y recordamos su responsabilidad en la alocución a los temas sobre inmigración. El discurso negativo y discriminatorio ahonda en actitudes racistas y xenófobas que no aportan a la convivencia diaria, en pocas ocasiones se escucha un discurso que reconozca el aporte económico y social que la inmigración ha dado a este país. Se ha demostrado con cifras que afirmaciones despectivas carecen de fundamento y su incidencia negativa en espacios barriales ha justificado actitudes discriminatorias y racistas.
  • Así mismo, es su deber erradicar, prevenir y sancionar la violencia contra las mujeres al margen de su situación administrativa por tanto, los operadores de las medidas de atención integral de violencia de género, no deben actuar en contra de las mujeres inmigrantes en situación irregular, y sí deben garantizar la protección y atención plena sin ninguna condicionalidad.  Dotar de recursos las medidas para la atención de las violencias de género cualificados con una perspectiva transcultural y que atiendan a los hijos e hijas víctimas de violencia de género.
  • Contar con cifras desagregadas que den cuenta de la realidad de las mujeres  víctimas de trata con fines de explotación sexual, víctimas de violencia de género en otros ámbitos como la violencia laboral y la violación sexual.
  • Exigimos el cierre de los CIES y la penalización de acciones xenófobas y racistas. No a los controles  policiales racistas. Así como la retirada de las cuchillas (concertina) introducidas en la valla de Melilla, causan sufrimiento añadido a los cientos de personas que pretenden cruzarla.
  • Exigimos la pronta ratificación del Convenio 189 OIT. “Trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos”. Así como el reconocimiento legal del derecho al subsidio por desempleo y la equiparación real con el Régimen General de la Seguridad Social.
  • Exigimos la sanción, por parte de los poderes públicos, de los bancos que han promovido el fraude hipotecario y el endeudamiento de las familias.
POR UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIAS

+ DERECHOS = + CIUDADANIA + CONVIVENCIA
 

 

This entry was posted on 25 de noviembre de 2013 and is filed under ,. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response.

Deja tu comentario

Política de privacidad: no se aceptarán comentarios injuriosos o que atenten contra el honor o la dignidad de cualquier persona o colectivo.