FRONTERA SUR: ¿HASTA DONDE ESTÁN DISPUESTOS A LLEGAR?


Continúa la Campaña “¿Hasta donde están dispuestos a llegar?: por los derechos humanos en la Frontera Sur
Lunes 1º de diciembre 2014
130 asociaciones y entidades sociales del Estado español han solicitado hoy lunes,1 de Diciembre, al CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL (CGPJ) que reclame emitir informe sobre la enmienda presentada por el Grupo Parlamentario Popular que pretende modificar la Ley de Extranjería legalizando las devoluciones en caliente desde Ceuta y Melilla.
 
         Las 130 asociaciones entienden que esta reforma, por su contenido, tiene que ser informada por el Consejo.  El CGPJ debe, por ley, emitir informe preceptivo de los anteproyectos de Ley que afecten a la tutela judicial de derechos fundamentales. Un trámite que el Grupo Parlamentario Popular ha omitido incorporando una enmienda - que modifica la Ley de Extranjería- a otro proyecto de ley ya en avanzando estado de tramitación –el de la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana-. 
 
En su escrito, las entidades sociales solicitan una reunión urgente con el Presidente del CGPJ con el fin de expresar su preocupación por la forma en que se está intentando tramitar esta reforma legislativa, que constituye un fraude de la normativa vigente sobre la tramitación de iniciativas legislativas.
 
         El escrito al CGPJ se enmarca dentro de la campaña “¿Hasta donde están dispuestos a llegar?: por los derechos humanos en la Frontera Sur” que se inició con la entrega el pasado 20 de noviembre de un escrito a los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados solicitando que paren la reforma. En los próximos días, las organizaciones tienen previsto dirigirse al Consejo de Estado para que ejerza también su competencia y reclame emitir informe sobre la pretendida reforma.

------------
Más de un centenar de organizaciones piden parar la reforma de la Ley de Extranjería que pretende legalizar las devoluciones ilegales 


Diputados y Diputadas, Senadores y Senadoras, apelamos a su humanidad

El Grupo Parlamentario Popular en el Congreso ha introducido una enmienda al Proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana con el fin de reformar la ley de Extranjería y dar cobertura legal a las denominadas “devoluciones en caliente”, a pesar de ser contrarias a nuestra Constitución, al Derecho comunitario y al Derecho internacional de los derechos humanos.

Dichas prácticas, consistentes en la entrega a Marruecos por la vía de hecho, al margen de los procedimientos legalmente establecidos y sin cumplir las garantías internacionalmente reconocidas, de personas interceptadas en territorio de soberanía nacional, han conmocionado a la opinión pública nacional y manchado la imagen internacional de España. Han sido cuestionadas públicamente con dureza por instituciones como el Defensor del Pueblo, el Consejo General de la Abogacía Española, asociaciones de jueces y fiscales, la Conferencia Episcopal Española, juristas de reconocido prestigio, por la Comisión Europea, así como por organismos internacionales como el Consejo de Europa, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas y otros organismos de protección de los derechos humanos. Esta unanimidad en la crítica debería hacer reflexionar a sus señorías sobre el despropósito de semejante enmienda. Conviene no olvidar que, además, estas prácticas han dado lugar a la imputación penal de altos cargos civiles y militares. 

A pesar de todo ello, el Ministerio del Interior, a través del Partido Popular en el Congreso, pretende legalizar tales prácticas reformando la Ley de Extranjería mediante de una enmienda a otra ley en un avanzado estado de tramitación: el Proyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana -que a su vez constituye un intolerable intento de cercenar derechos civiles y libertades públicas, criminalizando la protesta social-. Este modo de proceder constituye un auténtico fraude en cuanto excluye la posibilidad de dictamen de los órganos constitucionales e impide el debate político, jurídico y social de una reforma de tan hondo calado, demostrando el nulo talante democrático de sus promotores. 

En cuanto al contenido, dicha enmienda no debe prosperar por suponer una vulneración de la Constitución, del Derecho comunitario y de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, especialmente en lo que se refiere al ejercicio del derecho al asilo y protección subsidiaria, la prohibición de expulsiones colectivas, el principio de no devolución y los derechos de protección del menor. 

La entrega a Marruecos de ciudadanos extranjeros por la vía de hecho, sin audiencia, sin identificación, sin resolución individualizada, impide el ejercicio de derechos reconocidos internacionalmente. Además de conllevar el riesgo cierto de incremento de la violencia en la Frontera Sur, supone dinamitar uno de los pilares del Estado de Derecho: el sometimiento de la Administración a la ley y la posibilidad de control judicial de su actuación.

Diputados y Diputadas, Senadores y Senadoras, apelamos a su humanidad. Defiendan los derechos humanos y el cumplimiento de la legalidad internacional. No acompañen al Ministerio del Interior en esta huida hacia delante que compromete la dignidad moral de nuestra sociedad, nos aleja de la civilización y nos despeña por la pendiente de la barbarie. Paren la reforma de la Ley de Extranjería. 

Siguen firmas 

El miércoles 19 de Noviembre a las 12 hs se entrega en el Congreso de Diputados para decir a nuestra representación legislativa que no pueden ser cómplices del horror y de la violación de los derechos humanos.

This entry was posted on 19 de noviembre de 2014 and is filed under ,,,,. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response.

Deja tu comentario

Política de privacidad: no se aceptarán comentarios injuriosos o que atenten contra el honor o la dignidad de cualquier persona o colectivo.