MUJERES MIGRANTES Y LA COMUNICACION 2.0


Que las mujeres migrantes empecemos a apropiarnos de las palabras no es gratuito, llevamos una mochila diversa con la que aprendemos a convivir en el país de acogida y que nos permite también crear lazos entre nosotras, que aunque no sean sanguíneos en muchos casos, nos ayudan a sobrevivir.

Nos enfrentamos a discriminación en razón de clase, género y de etnia. Esto se traduce en barreras que no nos permite la integración de forma plena. Nosotras no nos consideramos mujeres débiles, pero si creemos que nos ponen en una situación de vulnerabilidad contra la que luchamos como jabatas.

La migración tiene el rostro de mujer, de madres que han dejado a sus hijos e hijas en manos de otras personas, y que vienen a un país donde el estado nos pone muchas barreras y nos colocan en una situación de vulnerabilidad.

Claramente se ve que hay un trabajo arduo que tenemos todavía por hacer, pero no solas, sino organizadas. Recientemente hemos reivindicado como Red de Mujeres Latinoamericanas y el Caribe en España siendo parte del grupo Turín, en el I Congreso de Empleo de Hogar y de Cuidados, la equiparación de empleo de hogar con el resto de trabajadores y trabajadoras, pidiendo un empleo digno y la ratificación del convenio 189 de la OIT. Ya en los años 70 las españolas empezaron a reivindicar un empleo de hogar digno, lucha en la cual ya venimos trabajando hace varios años y que empieza a dar sus frutos.

Por estas y por muchas más razones queremos que nuestra voz se oiga, y queremos apropiarnos de las herramientas de comunicación para que nadie hable por nosotras. Queremos que dejen de colonizar nuestra palabra, porque somos, porque existimos, como mujeres y como Diosas.



Nos podeís seguir en:
www.omcradio.org
http://www.ivoox.com/podcast-mujeresradio2-0_sq_f1319921_1.html









This entry was posted on 7 de noviembre de 2016. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response.

Deja tu comentario

Política de privacidad: no se aceptarán comentarios injuriosos o que atenten contra el honor o la dignidad de cualquier persona o colectivo.